DIFICULTADES CON LA INFORMÁTICA

Que levante la mano quien no haya tenido un accidente informático parecido a este. La semana pasada mi marido estaba de viaje y si él fuera un celoso inseguro, mi matrimonio habría terminado por culpa de un mensaje de whatsapp.

Un amigo y su familia pasaron por la ciudad donde vivo y querían ver un espectáculo de baile flamenco en una cueva gitana; para concertar la cita yo le escribí el siguiente whatsapp:

“¿Nos encontramos esta noche en la plaza para ir al baile?  Es mejor que no vengas hasta mi casa, yo voy allí a las 8”.

Me quedé esperando una respuesta y de repente me dí cuenta de que este dedo torpe había enviado el mensaje a otro contacto, un amigo de la juventud cercano a la familia, que no perdió la oportunidad de preguntar, reírse y hacerme sus geniales comentarios. Ya he dicho que no me importa el que dirán, pero creo que piensa que tengo novio!

canas kilos estilo whatsapp

Ahora comprendo por qué muchas personas con canas no quieren tener móvil. Hemos pasado rápidamente de enviar telegramas de Marconi a tener en nuestras manos un hermoso y útil teléfono móvil (celular) con un teclado diminuto que nos traiciona cada vez que vamos a marcar una letra.

Nuestra mano ya tiembla, o la punta de los dedos es muy gruesa y siempre marca la letra que no queremos; se nos va el tiempo borrando y redactando de nuevo, o no enviamos ningún mensaje porque se nos han quitado las ganas y la paciencia. Ya sé que existe la opción de mensajes de voz, pero primero hay que darle al mini-micrófono que está al lado de la barra espaciadora, y más de lo mismo.

Mis oídos funcionan relativamente bien, de acuerdo a mi edad, pero muchas veces me dicen ¿Por qué no contestas? La verdad es que no he oído ninguna llamada, e invento cualquier excusa; creo que a los móviles les falta más volumen. Otras veces no contesto porque el teléfono se me ha perdido en el fondo del bolso y cuando lo encuentro ya se ha cortado la llamada.

Pensándolo bien, no son solo problemas de canas, conozco historias similares en todas las edades y solamente las personas que se dedican al diseño y la mejora de estos dispositivos pueden ayudarnos. Así que “manos a la obra” que somos un público con muchas necesidades.


  1. Que idea tan fenomenal, un motivo más para estar pegada a este aparato que prácticamente es el silenciador de mi casa. Jajaja. Todos estamos tan ocupados en nuestras charlas ciberneticas que ya no se oye una voz. Se acabo la comunicación voz a voz.

    Es bueno y es malo pues el diálogo es necesario y el compartir con la familia también. Te sugiero que lo que charlemos aquí lo compartamos con nuestra pareja, nuestros hijos y nuestros amigos para que el diálogo voz a voz no se pierda.

    Me gusta

  2. Ja ja estoy de acuerdo con tu amigo. Creo que aprovechaste el viaje de tu marido para echarte LITERALMENTE UNA CANITA AL AIRE, y ahora nos sacas la disculpa de que metiste mal el dedo….Ojalá que la tecnología nos atropelle, pero que no nos tumbe, para poder seguir disfrutando esas historias amenas de tu blog.

    Me gusta

  3. claudia!!!!!!!!!!!!!!incrible pero toda la razon tienes!!!!!!!!!!!!!!!!el dedo ya es mas grueso y por eso nos equivocamos permanentemente y cuando lo enviamos nos responden “que que?????? y releo lo que escribi y ni yo misma lo entiendo!!!!!!!!!!!me veo pintada ahi!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    Me gusta

  4. Cuanta razón tienes Claudia, es que las nuevas tecnologías nos han cogido un poco mayores. Cuando veo a los jóvenes la rapidez con la que mueven los dedos, me doy cuenta de que la edad no perdona. Un abrazo.
    Estás ya en Granada?

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s