MÁS SOBRE VACACIONES

Sigamos con las vacaciones; seamos realistas, no siempre queremos estar con la familia, nosotros (o ellos) tenemos otros planes. Hay más opciones también muy divertidas para pasar esos días del año.  Están los amigos, esos que igual que yo tienen canas y un sueño nocturno de muy pocas horas. Siempre se despiertan temprano y a las 5 o 6 de la mañana estamos todos tomando café, escuchando la radio o admirando el amanecer.

Las vacaciones con estos amigos no se pueden improvisar; se deben preparar con mucha antelación porque aunque ya estamos jubilados, nuestra agenda es complicada. Hay que tener cuidado con que las citas médicas, odontológicas y demás, no coincidan; debemos aprovisionarnos de todas los suplementos, vitaminas, y medicamentos que nos mantienen tan activos, y en casos como el mío, hacer la maleta y deshacerla 20 veces antes de la salida.

Vacaciones 2 canas kilos estiloConfieso que ya viajo con poco equipaje porque las compañías aéreas me obligan, pero antes metía en la maleta  hasta perchas para colgar toda la ropa, pues en los armarios de los hoteles hay pocas…  Son manías que tengo y aún así, a veces se me olvidan algunas cosas. Extraño la época en que la bolsa de playa era una toalla, a veces gafas, unas chanclas y nada más; ahora es de grandes dimensiones y lo que llevas nunca es bastante. Es una señal de que nos vamos complicando en vez de simplificar todo al máximo.

Para este tipo de vacaciones me gustan amigos que conserven el espíritu aventurero, que no se quejen mucho y que no tengan el defecto de la tacañearía; si mis compañeros cumplen estos requisitos, soy capaz de ir a cualquier parte y divertirme mucho.

Vacaciones 2 canas kilos estilo (1)También en alguna época de mi vida, he pasado vacaciones “en soledad voluntaria”:  cuando aparecía mi carácter solitario y quería ver la ciudad medio vacía, con poca gente, sin mucho tráfico y sin tener que hacer tantas colas en museos, centros comerciales o espectáculos, como sucede en otras épocas del año.

También me he quedado en casa cuando las finanzas no daban para tanto y era mejor la prudencia en el gasto.  Algunas veces necesitamos aislarnos un poco para reflexionar y reordenar nuestra vida.  Me verán un poco rara, pero creo que “sola” es otra manera muy válida para vivir unas vacaciones.

Después de 2 post sobre vacaciones, me queda bailando una pregunta ¿Por qué tanta gente dice que lo mejor de viajar es volver a casa?


  1. Para viajar acompañado tienes que conocer muy bien al o a quienes elijas, porque al segundo día ya se puede haber arruinado tu paseo por no decir que él mismo día. Es muy difícil tener los mismos gustos e inquietudes.

    Le gusta a 1 persona

  2. Yo he viajado con mucha gente y he comprobado que en general somos muy intolerantes con las manías ajenas pero a mí lo que más me molesta es la tacañería, no confundir con controlar los gastos ya que nunca vamos sobrados.
    En cuanto a que lo mejor de las vacaciones es volver a casa, es lo mismo que el dicho de que como en la casa de uno en ninguna parte, como dice Patricia es debido a ciertas incomodidades que siempre se tienen en los viajes y ” las palizas” que nos damos por querer verlo todo.

    Le gusta a 1 persona

  3. viajar es la prueba de fuego para saber con quien lo puedes hacer y con quien no.yo añadiría como requisito para una buena cia de viaje que además de no ser quejicas ni tacaños,no sean intolerantes

    Le gusta a 1 persona

  4. A mí se me ocurren varias respuestas posibles a tu pregunta:
    1. Que a veces hacemos unas vacaciones recargadas de actividades como por aprovechar al máximo ese poco tiempo del que disponemos, o nos metemos en un viaje de esos que madrugamos y trasnochamos para no perder un minuto y entonces al final añoramos volver a casa porque en nuestro afán por disfrutar cada día, lo que hacemos en lugar de descansar, es cansarnos.
    2. La otra razón es que los seres humanos somos muy dados a la comodidad y en las vacaciones estamos en una cama diferente, con una almohada diferente, en un baño diferente y en general nos toca compartir muchas cosas que en cierto modo nos incomodan. Por eso, aunque hayamos paseado muy bueno y hayamos conocido mucho, al final decimos “nos hay como volver a la casa”.

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s