MIS TATUAJES

Hay dibujos en la piel hechos con tinta indeleble y otras marcas mas sutiles que se quedan en nuestro espíritu…

La música es una de ellas. Siempre nos gustará la que escuchamos en nuestra infancia y juventud y la reconoceremos cuando suene.

tatuajes canas kilos estilo moda mayores de 50Pero llega el día en que no podemos seguir una canción completa en un concierto porque no nos sabemos la letra; si nos la aprendemos para actualizarnos, al otro día se nos ha olvidado; los ritmos no se parecen a los que nos gustaban y en casa empezamos a decir con bastante frecuencia: “baja el volumen”. Es la música que nos está marcando el paso del tiempo.

A mi me encantaban las discotecas a media luz para poder hablar y bailar abrazada con una buena pareja. He tratado de reavivar ese gusto pero no he podido aguantar mucho tiempo en esos locales modernos; entre los decibelios de los equipos de sonido y el nivel de audición que podemos soportar ahora, los canosos solo escuchamos un ruido enloquecedor.

tatuajes canas kilos estilo moda mayores de 50Allí no se puede hablar, y para bailar los ritmos actuales nos falta agilidad y entrenamiento. Yo bailo los de mi época y sólo me queda el remordimiento de no haber aprendido el Tango que es una música envolvente y sensual, en la que tu pareja te conduce desde la espalda con una mano abierta y decidida.

tatuajes canas kilos estilo moda mayores de 50Como mi relación con la música moderna ha sido un fracaso sigo con lo que siempre me ha gustado: las reuniones con música en vivo, con alguien que se anima a tocar la guitarra y a cantar letras de viejos cantautores y compositores. En este ambiente siento de nuevo las emociones de la juventud, que casi siempre tenían que ver con enamoramientos y desengaños. La música, como los olores, son mis tatuajes que logran devolverme al pasado y despertar la añoranza.

Los que hoy son jóvenes, en un futuro también vivirán el fenómeno de bailar y cantar lo que ha sido la música de su juventud, con un ingrediente adicional: me los imagino con sus tatuajes (los de tinta indeleble) ya envejecidos y un poco descolgados porque la piel ha cedido, con sus canas peinadas en puntas, con piercings, y rapeando o bailando reguetón (perrea, perrea!!!). Qué lástima que no voy a estar aquí para ver el espectáculo.


La imagen destacada es de Annie Spratt


  1. Mi marido dice que la musica para mi tiene tres estados.!!!!1- pon musica. 2- bájale el volumen. 3 Apaga esa chirimia!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!y asi es tienes toda la razon a ratos no nos aguantamos los volumenes. Estas como una modelo,
    total!!!!!!!!

    Me gusta

  2. Tienes toda la razón la música que disfrutamos se queda como un tatuaje , la llevamos hasta el final, nada que ver con la de ahora.
    Me encantan las fotos que pones, lindos los lugares y ni qué decir de la modelo!!

    Me gusta

  3. Definitivamente estoy contigo; la música de los “jóvenes” no es para nosotros; es muy estridente y cansona. Nada como “los lentos” para enamorarse. Es una lástima que las nuevas generaciones perdieran el romanticismo. Nos quedaron tatuadas en el cuerpo esas canciones que bailabamos con nuestras parejas. Eso sí era mucha buenura. Lindo tu vestido para los días de calor. Un abrazo

    Le gusta a 1 persona


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s