EL CUENTO DEL AMO DONALD-O

Hay cuentos muy muy reales, pero que no son fáciles de terminar…

-Un día la niña le dice a la abuela: hoy que estamos solas, cuéntame un cuento por favor!

-Y ella le responde: bueno, pero esos cuentos antiguos de reyes, hadas y princesas ya te los he contado todos, voy a inventarme uno más moderno.

-¡Me encantan los cuentos que te inventas, abuela!

Había una vez… un niño que se llamaba Donaldo, probablemente en honor a un pato de la época que no podía hablar con claridad. El pequeño nació en una familia con mucho dinero. Cuando vino al mundo tenía un color rojo pálido y el pelo amarillo brillante; sus padres sorprendidos al verle, pensaron que aquello era una señal y que ese niño estaba predestinado para algo grande.

cuentos canas kilos estilo blog de moda mayores de 50Pasaron los años y, aunque ya tenía dinero, él siempre quería tener más y más y sobre todo, ser muy poderoso. Donaldo se hizo multimillonario y cuando tenía 70 años cumplió su esperado sueño… ser el amo de un reino muy poderoso. Pero muchos de los habitantes de aquel reino no tenían su color rojo pálido; eran amarillos, beige, negros, grises, marrones etc. y esos colores no le gustaban. Algunos habían escapado de otros reinos y necesitaban encontrar un trabajo para tener una vida mejor, con educación y salud… Ahum (bosteza la abuela).

-Abuela, no te duermas ahora! ¿Y qué pasó?

La abuela sacude la cabeza y continúa…

Entonces el amo Donaldo pensó: voy a construir una gran muralla para que no vengan mas habitantes de colores y ya veré que hago con los que están aquí, sólo podrán quedarse en el reino las mujeres que sean muy bonitas. Estando en esas elucubraciones se le apareció el hada Generosidad, acompañada de su gemela Solidaridad y le dijo:

“Esas ideas no son buenas, aumentará el odio y después de muchas luchas, las murallas serán derribadas como pasa siempre. Es mejor que reúnas a los amos de los otros reinos y juntos debéis encontrar soluciones mejores. Además,  tienes que cumplir con unas condiciones: ayudarás a limpiar el aire, el agua y la tierra, o tú, tu familia y tus descendientes caerán enfermos por generaciones”

Las hadas desaparecieron y Donaldo se encerró a meditar en su lujosa habitación decorada con oro y espejos. Tenía que tomar decisiones pronto porque muchos de los habitantes del reino, incluidos algunos de los de su color, estaban protestando en las calles.

cuentos canas kilos estilo blog de moda mayores de 50En este momento del cuento, la abuela cierra los ojos y se queda dormida sin terminarlo. Su nieta queda muy triste porque quiere saber el final…

Tu que estás leyendo ¿podrías decirle a la niña que pasó después?


  1. Esa abuela es muy lista (como todas), ya sabe que el final es bastante chungo y prefirió hacerse la dormida para no contar ese final tan horrible… Van a hacer falta mucho más que hadas… además, las hadas de los cuentos no es que sean muy agraciadas como para que esa bestia les haga caso… si se parecieran a una miss a lo mejor.

    Le gusta a 1 persona


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s