JUEGOS DE CARTAS

En mi infancia escuchaba con frecuencia que jugar a las cartas o apostar dinero era un riesgo que podía desencadenar en un vicio terrible llamado ludopatía y como consecuencia padecer las tragedias que vive un jugador compulsivo. Sigue leyendo